sábado, 5 de agosto de 2017

El Espíritu de Elías es esencial en la obra de Historia familiar

Elder H. Bryan Richards da el discurso principal en la Conferencia Anual 2017 de la universidad BYU sobre Historia Familiar y Genealogía, el 25 de Julio de 2017
Elder H. Bryan Richards habla acerca de la aparición de Elías en 1836 para restaurar las llaves del sacerdocio del poder para sellar.
PROVO, UTAH

Dirigiéndose a una audiencia entusiasta de la historia familiar, una Autoridad General emérita declaró el 25 de julio, que tienen parientes al otro lado del velo tan ansiosos de ser descubiertos y de hacer su trabajo en el templo para ellos "de acuerdo a sus deseos en ello por encontrarlos y para hacer el trabajo ".

El élder H. Bryan Richards fue el orador principal y aperturó la Conferencia Anual 49ª de la Universidad Brigham Young sobre Historia Familiar y Genealogía. El élder Richards es el patriarca de la Estaca de Salt Lake Holladay. Él ha sido una Autoridad General Setenta a principios de 1988 y más adelante presidió el Templo de Bountiful Utah.

Habló de la aparición del profeta bíblico Elijah al profeta José Smith el 3 de abril de 1836, para restaurar las llaves del sacerdocio del sellamiento eterno.

El élder Richards dijo que el evento trajo un espíritu y poder que se siente por aquellos que se comprometen a hacer el trabajo de historia familiar. "Si eso no está incluido en su investigación, está perdiendo una parte vital y la bendición de esa obra", dijo.

Hablando de las maravillas tecnológicas que se han producido en los últimos años para facilitar la investigación de la historia familiar, el élder Richards dijo: "Algo que creo que muchos de nosotros no pueden darse cuenta es que junto con la eclosión de la tecnología ha llegado la eclosión de los templos y la obra del templo.

"Dijo que cuando regresó de su misión en 1956, la Iglesia tenía nueve templos; Actualmente hay 155 en funcionamiento en todo el mundo, con tres en proceso de renovación y 13 en construcción y 21 pendientes de construcción. La tecnología y el número de templos han explotado "para cuidar de la sacralidad y la expansión de esta gran obra", dijo el élder Richards.

Él compartió historias "de antepasados ​​que han bendecido mi vida y los milagros que nos han ayudado a encontrarlos a ellos ya sus familias". Uno de ellos era acerca de Elijah L. Bryan, su bisabuelo, por quien el élder Richards recibió su primer nombre, Bryan.

Elder Richards dijo que en 1976, su padre tuvo un sueño en el que se le hizo saber que el nombre ancestral era en realidad Bryant con una "t". Eso ayudó a abrir la puerta a su documentación de su tatarabuelo.

En un raro caso, fue enviado en un viaje de negocios a Atlanta, Georgia, a sólo unos 70 kilómetros de Whitesburg, donde sus antepasados ​​habían vivido. Antes del viaje, visitó la Biblioteca de Historia Familiar en Salt Lake City para encontrar información sobre la familia y falló en ese esfuerzo. Sin embargo, en su desesperación, sintió a su tatarabuelo Elijah sentado a su lado en el coche mientras conducía a su casa y le decía que encontraría lo que necesitaba cuando llegara a Atlanta.

Después de la conferencia, él y su esposa se dirigieron a Whitesburg, una pequeña ciudad con sólo una comisaría de policía y una iglesia Bautista. Preguntaron en la comisaría y la persona encargada le dijo que el jefe de policía podía ayudarles, pero él no estaba presente.

Mientras se alejaban, vio en el espejo retrovisor luces intermitentes detrás de ellos. Fue el jefe de policía quien les dijo que entendía que buscaban a alguien. El jefe les dio el nombre de una mujer que vivía seis millas por el camino.

Llamaron a su puerta, pero ella no estaba en casa. Sin embargo, al alejarse, la encontraron conduciendo hacia ellos, agitando la mano para señalarlos. Ella les dijo: "Entiendo que me están buscando". Ella dijo que cuando era niña había asistido al funeral de Elijah Bryant. Les dijo dónde estaba enterrado.

Con cierta dificultad, encontraron la ubicación del cementerio familiar no registrado. Allí encontraron el marcador de la tumba de Elijah Bryant con información adicional sobre su esposa e hijo más dos hijas que habían muerto en la infancia. De 43 marcadores en ese oscuro cementerio de campo, éste era el único con nombres en él.

"Por qué mi bisabuelo me eligió para descubrir los hechos necesarios y encontrar ese amor por un hombre que no conocía en esta vida, nunca lo sabré aquí", dijo el élder Richards. "Sin embargo, he sentido su presencia tan cerca en varias ocasiones que sé si lo pasasen por la calle -y lo creo de todo corazón- lo reconocería de inmediato. ... Tal es la alegría que uno puede experimentar que en ninguna otra obra. "

Fuente: http://www.deseretnews.com/article/865685960/Spirit-and-power-available-to-those-who-do-family-history-speaker-says.html

Traducción: Javier Céspedes Hurtado

No hay comentarios:

Publicar un comentario